Isabel Pantoja

Tres horas de recital, tres cambios de vestuario, más de 10000 personas y una promesa Voy a volver más seguido.

A las 20 puntualmente el Luna Park abrió sus puertas y el público empezó a colmar las instalaciones.
A las 20 y 15, el locutor Miguel Core presenta desde el costado del escenario a Susan Ferrer, telonera de lujo si las hay para abrir este show internacional.
La querida Susan hizo un par de canciones de su repertorio mientras el público entraba.
Una lástima que no se trate con el mismo respeto que a los artistas internacionales a nuestros créditos locales.
La falta de luz en el escenario y otros detalles que no vienen al caso hacen de que Susan merecía un mejor trato.
Pero sus años de artista, y su dominio de escenario hizo que nada se notara y brindara un mini show efectivo y muy aplaudido para los que fuimos temprano.
A las 21 y monedas al ritmo de América hace su irrupción La Pantoja, adueñándose del escenario por un espacio de casi 3 horas.
26 canciones, tres cambios de ropa hicieron delirar al público y los famosos que estaban en la platea.
Al grito de Viva Argentina, Viva Buenos Aires, empezó el recital y el público deliró con Dímelo, Era mi vida él, Porque me gusta a morir, Pensando en ti, entre tantos éxitos.
Hubo un homenaje para Juan Gabriel cuando entonó Abrázame muy fuerte.
Isabel, Isabel gritaba el público y ella se emocionó en varias partes del espectáculo.
La Pantoja se da el lujo de estar en todos los detalles y da indicaciones al iluminador y al sonidista. El público festeja todo el tiempo, en la primera fila el fans club que vino del Uruguay, despliega una bandera y más de una docena de gigantografías con fotos que ella destaca.
En la segunda parte aparece con look de sevillana, vestido rojo, flores en el pelo y abanico, La Zarzamora es el tema elegido.
Sin interrupciones se manda con El Moreno y todos se paran a bailar.
Jóvenes, adultos y gente muy grande festeja, baila, le grita y ella responde y se vuelve a emocionar.
Cuando se retira del escenario, y ante la insistencia del público que no abandonaba el Luna, vuelve a salir a escena como los toros bravíos y con una polenta envidiable entona Enamórate y todos felices la despiden a Isabel hasta muy pronto.

Marcelo Oliveri

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios